martes

La mamá de Juan


Un día, juan vino del colegio muy triste, y la madre de Juan muy preocupada le pregunta –Juan ¿Qué te paso? Y Juan muy triste le responde –Pedro y Pablo se rieron de mí en el recreo de mi merienda, la  mama muy preocupada la abraza a Juan y le dice -¿sabes? Juan en la biblia dice que si tu amas a esas personas que te hacen daño, tú te sentirás mejor y te ganaras muchos premios en el cielo; Juan un poco más feliz le abraza a su madre, y le dice – gracias mami, eras la mejor, y te amo muchísimo. –Y yo a ti Juan; le dice su mama. Ahora, te contare un secreto, sabes, Pedro y Pablo le gusta lo que traes, me lo dijeron sus madres, así que ellos se burlan solo porque te envidian. Que tal te parece si para olvidar eso, vamos y tomamos un rico terere de jugo – Siiiiii!!!!! Dice Juan.
Al dia siguiente en la escuela, cuando empezó su recreo, Juan se fue junto a Pedro y Pablo, y le dio a cada uno un pedazo de su merienda (que le había pedido el dia anterior a su madre, para que preparase mas, para así poder compartir con ellos). Al ver esto Pedro y Pablo tuvieron mucha vergüenza, y le pidieron perdón a Juan, Juan con mucho gusto les dice que les perdona. Y ese mismo día, los que eran enemigos, se volvieron más tarde los mejores amigos.

La Madre



La madre es el arte
De toda familia
Así también como es parte
De la vida de sus hijos gracias a todo lo que importe.

La madre da de mamar
Le da abrigos para calentar
La madre nunca deja de luchar
A pesar de todos los problemas que siempre desean asechar.


lunes

La madre que amaba hasta el infinito

La madre que amaba hasta el infinito

Era verano, hacía mucho calor. Pero la familia de Lucy disfrutaba de una manera increíble el día. Estaban en África, haciendo sus primeras vacaciones en este continente tan asombroso. Lucy era madre de tres hijos, eran dos niñas de nueve y once años respectivamente y un niño de cinco.
 El esposo de Lucy había fallecido hace cinco años de un accidente en auto cuando Lucy todavía estaba embarazada de Luca, el niño menor. A pesar de esta tragedia Lucy criaba de una manera asombrosa a sus hijos y por eso, a pesar de no tener un padre sus hijos crecían en un ambiente muy lindo, de forma sana y equilibrada. 
Hace tres días que ya estaban en África y a los chicos les encantaban los lugares que iban visitando. En este día en el cual hacía mucho calor ellos habían salido muy temprano para poder hacer juntos un safari. Iban a ver muchísimos animales salvajes tan de cerca y eso era los que más les emocionaba a los chicos. Todos estaban muy expectantes cuando se subieron al auto en el cual harían el recorrido, pero también había reglas muy importantes que seguir. Una de estas era no bajarse del auto bajo ninguna circunstancia. Porque aunque había algunos animales bien entrenados, había otros que eran completamente salvajes que podrían atacar a cualquiera.
Durante el viaje todo iba bien, ya habían observado una Jirafa y algunos elefantes hermosos. En un momento pararon por solo unos minutos y justo fue ahí cuando a Luca le llamo la atención una flor en medio de la nada que solo estaba a unos metros del auto. Le pareció tan asombrosa esa única flor tan solitaria en aquel lugar que él la quería tener parta si y mostrársela a su madre, que sin pensarlo abrió la puerta no asegurada y se bajó acercándose a la flor. En ese momento todos se dieron cuenta de lo que había sucedido y justo ahí fue cuando se escucho un fuerte rugido. Había un león a unos 30 metros de Luca acercándose rápidamente. El se quedó paralizado por el susto y en este momento fue cuando Lucy sin pensarlo dos veces dio un salto hacia fuera y se paro enfrente de el como un muro protector. Parecía que dando un salto más el León iba a alcanzarles cuando de repente sonó un silbido. Todo quedo quieto y en silencio y el león enfrente de Lucy sentado obedientemente como un gato. El conductor había salido del auto y resultaba ser que este era un León de un circo cerca de ahí en el cual él trabajaba. El de hecho, era su entrenador. Nadie podía creer lo que había pasado. Lucy estaba temblando todavía abrasándole a Luca y reprendiéndolo a la vez por lo que hizo. Así terminó el día con una anécdota increíble que contar de cómo Lucy había estado dispuesta a hacer todo por salvar a su hijo. 

La madre

La madre

La mujer que nos cuida
La mujer que nos guía
La mujer en cuales pensamientos estamos día y noche

Ella es la mujer
La mujer a la cual llamamos madre

Le debemos la vida
Le debemos el cariño y amor
Le debemos nuestra formación
Y llenos de agradecimiento
vemos como nos protegió

Ella se merece aprecio y devoción
Ella se merece la recompensa
de nuestro corazón lleno de emoción


Nathalie Bauer                    

Únicos

Dicen que somos únicos: "Eres especial" 
¿Porqué entonces nos meten en cajas
 para después cuestionar?

Los copos de nieve, son cada uno coloquial, 
pero cuando caen del cielo ¿quien los puede diferenciar?

En un campo de flores amarillas, solo una roja va a resaltar.
Y si todas las miras esa única se te va a presentar.
La sociedad dice: "Ordinario es aburrido"
La sociedad dice: "Ser diferente es el camino"
La sociedad dice: "Lo que haces no esta de moda"
La sociedad dice: "No te aceptamos por tu formas"
Es un ir y venir de opiniones y pensamientos
a veces contradictorios, a veces ciertos.

Pero al final de nuestros caminos
lo único que cuenta es la felicidad que sentimos,
algo imposible alcanzar
si pretendemos a alguien diferente imitar. 

Gertrud Forster


            Había una vez una mujer llamada Gertrud Deetz, esposa del comandante Nazi Albert Forster. Gertrud se casó con Albert y tuvieron dos hijos, antes que Gertrud en realidad se enterase de quien Albert es y de que el capaz es. Sus dos hijos eran chiquitos todavía, uno de 9 años; Fritz y Abella de 11 años cuando en 1939 la guerra de Alemania contra el mundo comenzó. Ella trato de advertirle a Albert que era una mala idea de ir a la guerra o de matar a gente. Pero el no la escucho, ya que tenia un puesto muy alto, hasta ser gobernante de Polonia y ser encargado de asesinatos en gran cantidad de judíos. Ella resistió un año con mucha tristeza y dolor en el corazón de lo que su esposo estaba haciendo, ya que en realidad su abuela era judía, pero nadie lo sabía.
            Hasta que en julio de 1940 ella tomo a los niños en la media noche y tomo el primer tren hasta Inglaterra. Pero no era tan fácil antes. Ella tenia que buscar varios trenes para salir de la región Nazi y para escapar de los soldados, ya que al siguiente día Albert ya había contactado a la policía, SA y SS, para que busquen a su mujer. Pasaron días de lucha para Gertrud, ya tenían que buscar lugar para dormir y para comer. Ella paso semanas sin comer y escondiéndose, pero ella se aseguraba la seguridad de sus hijos, se aseguraba que ellos consigan comida y un techo.  Hasta que un día fueron atrapados antes de llegar al ultimo tren, el tren que los llevaría a Inglaterra, a la salvación.
            Tuvieron que correr hasta un punto donde Gertrud le dio una mochila, su mochila, a Abella, la hija mayor que ahora estaba a punto de cumplir 13. Ellos no preguntaban que había en la mochila y Gertrud les dijo que solo habrán la mochila al llegar a Inglaterra. Llorando ella se despidió de los niños quienes después se escondieron en el tren con mucho temor. Pero Gertrud no lo logro, ella se rehusó a dejar a los soldados a pasar para atrapar a los niños. De esta manera ella había sido disparado por los soldados ya que esa era la orden de Albert, porque a el solo les interesaban los niños.
            Seis horas después los niños llegaron a la ciudad de Chester. Una vez que salieron del tren abrieron la mochila y vieron varias cartas de amor de la madre hacia los niños, entre ellos también chocolates, dinero y una ubicación a una casa, una amiga vieja de Gertrud. Ellos buscaron la calle de la ubicación que decía sobre la hoja y llegaron a la casa, una casa grande y con muchos colores, era un albergue para niños y jóvenes. Una vez allí una mujer llamada Igne les atendió y sabiendo exactamente que eran los hijos de su única hermana, Gertrud. De esta manera los niños pudieron vivir sanamente y sin temor de guerra en su ciudad, gracias a su heroína, su madre, Gertrud.

Poema de madres


Me contaron que existe un ángel
al que tu no dejas dormir
dicen que respira tranquilo
solo cuando te oye reír.

Se muy bien que este ángel te quiere
que se desvela cuidando de ti...
sé que si cierras los ojos
tu corazón lo puede sentir.